domingo, 11 de diciembre de 2011

SUELOS- GALAPAGOS



















VULCANISMO

Las Islas Galápagos están compuestas de diecinueve islas mayores y muchos islotes más pequeños y rocas, los que a excepción de las mas ubicadas hacia el norte, Darwin y Wolf, se levantan de una plataforma relativamente poco profunda. Estas pueden dividirse en dos grupos de diferente origen.

El grupo de mayor edad geológica esta en la parte mas alta de la plataforma en aguas menores a 200 metros de profundidad.

Ellas consisten de levantamiento de lava originalmente esparcida por el fondo del mar, y actualmente tienen un aspecto bajo, plano u ondulado, en declive, a menudo con precipicios en las costas.

En algunos casos las lavas están intercaladas con piedras calizas o areniscas, las que juntos con pequeños depósitos sedimentarios en las islas Isabela y Santa Cruz, representan las únicas rocas no ígneas en el archipiélago.

La mayor parte del archipiélago es más joven y está compuesta de volcanes y conos pequeños que forman las islas mayores de Fernandina, Isabela, Pinta, Marchena, Santiago, Floreana, San Cristóbal y gran parte de Santa Cruz, así como otras de menor área.

Estas islas consisten típicamente de uno o más volcanes ligeramente inclinados de hasta 1707 metros de altura ( Volcán Wolf), que terminan en cráteres o en grandes calderas formadas por derrumbamientos.

Las cumbres están tachonadas con conos parásitos de pocas decenas de altura y flaqueadas en muchos casos por vastas extensiones estériles de lava negra o café de hermosa textura.

Largos techos de las costas están poco erosionados, pero en muchos lugares la erosión marina y las fallas han producido precipicios y playas de lava, coral o arena de concha.

Otros rasgos interesantes del paisaje incluyen lagunas en los cráteres, fumarolas, grandes tubos huecos en la lava, sulfaturas, campos de azufre y una gran cantidad de lavas y otros materiales volcánicos, como escoria, piedra pome y tufas.
Suelos:

Aproximadamente el 70% el suelo de las islas está constituida por roca desnuda debido a las características volcánicas y al clima seco predominante.

Los suelos son superficiales y en zonas húmedas alcanzan cerca de los 3 metros de profundidad, contienen bajas concentraciones de potasio, fósforo y nitrógeno y el ph se caracteriza por tender de neutro a ligeramente ácido. Esta composición del suelo hace que existan territorios que no se prestan desarrollo de cultivos intensos.

En algunas islas tiene territorios en altura que han dado oportunidad de desarrollos agrícolas importantes que al menos han servido parcialmente para sustentar la economía de algunos pobladores y favorecer el consumo interno de productos alimenticios tradicionales.

Vegetales, frutas y carnes por el desarrollo de la ganadería que aprovecha las regiones de pastizales predominantes en la altura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada